jueves, 22 de agosto de 2013

Una semanita de desconexión total y la locura de las frambuesas.

La verdad que esta última semana he estado por todo menos por el blog, pendoneo veraniego que se llama, y no es por falta de ideas... más bien por vagancia pura y dura!

He tardado en traeros una nueva receta, lo sé, pero merecerá la pena, eso os lo puedo asegurar! La semana pasada hice una estupenda tarta de bizcocho victoria y frambuesas, espectacular, fresca e intensa. 


La realidad es que pretendía ser de moras... pero me fue imposible encontrar un super donde las vendiesen, así que terminé comprando frambuesas, pero no me contenté con comprar una caja. No, yo que soy previsora... compré 3. Total, que me presenté en casa con casi 400 gramos de frambuesas. 

la realidad es que la tarta que hice apenas llevaba unos 200g de frambuesas y diréis... ¿y el resto? Pues el resto se convirtieron en: vasitos de mascarpone (que también compré de más) y frambuesa, vinagre de frambuesa, batido de frambuesa... si,si para todo eso dio!


 Me dió incluso para hacer dos variedades de vasitos, unos  de mascarpone mermelada y galleta...


...y otros de base de galleta, mascarpone, mermelada, mascarpone con frambuesa y chocolate blanco.


Bueno, ahora vamos con la receta!

Ingredientes para 8 porciones: (molde 18cm diámetro)
  • Para el bizcocho:
    175g de mantequilla a temperatura ambiente
    175g azúcar
    3 huevos grandes
    1 cucharadita de extracto de vainilla
    175g harina
    1 cucharada de levadura.
    2 cucharadas de leche

  • Para el relleno:
    250g de mascarpone
    3 cucharadas de azúcar glas
    125g de frambuesas.

  • Para la cobertura:
    200gr de mascarpone
    100gr azúcar glass
    100gr mantequilla a temperatura ambiente

  • Para la decoración:
    mermelada de frambuesa
    frambuesas


Elaboración:
  • Para el bizcocho: 
    Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos el molde o moldes que vayamos a utilizar.
    Mezclamos la mantequilla pomada con el azúcar hasta obtener una mezcla suave, agregamos uno a uno los huevos hasta integrarlos a la mezcla anterior.
    Lo que hace más característico al bizcocho victoria es su suave textura y su sabor intenso a mantequilla, para asegurarnos de obtener la textura deseada hay que agregar la harina con la levadura (tamizadas) delicadamente, para ello deberemos contar con una batidora con pala o bien incorporarla con una espátula realizando movimientos envolventes. Si lo hacemos con batidora la velocidad debe ser muy moderada.
    Cuando tengamos la harina incorporada añadiremos la leche junto con la vainilla y seguiremos mezclando. 
    La masa resultante debe ser cremosa y sin grumos.
    Pasaremos la mezcla al molde o moldes y alisaremos la superficie; horneamos unos 35-40 minutos o hasta que la superficie esté ligeramente dorada y al pincharla con un palillo este salga limpio
    Dejamos enfriar unos minutos en el molde y luego pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo. 
    Si es necesario cortamos el bizcocho o bizcochos para hacer varios pisos. En concreto el mio tenia 3.

  • Para el relleno:
    Con la pala de la batidora o a mano mezclamos el mascarpone con el azúcar y las frambuesas ligeramente troceadas, hasta que los ingredientes estén bien combinados y la crema haya adquirido un color rosáceo.
    Rellenamos y montamos nuestra tarta, dejamos reposar en la nevera.

  • Para la cobertura de mascarpone: 
    mezclamos la mantequilla con el azúcar glass hasta tener una mezcla pomada y luego agregamos el queso y mezclamos hasta tener una crema homogénea. 
    Recubriremos la tarta con la ayuda de una espátula, reservando una parte de la crema para decorar si así queremos.

  • Para la decoración: 
    Cubrimos la superficie de la tarta con mermelada de frambuesa, decoramos el borde de la tarta con una manga pastelera y la crema que habíamos reservado y finalmente la coronamos con unas cuantas frambuesas.
Y voilà! ahí tenéis la tarta! 


La foto del corte es malí sima, pero no pude hacer otra mejor :(


Yo, que me encantan las tartas con toque rústico, guardé la barriga del bizcocho y la reservé para que fuera el piso superior de la tarta y así sobresaliese de la decoración, como si de una cesta se tratase.


Espero que os haya gustado y la probéis en casa! 


Un abrazo!

P.D:  Acordaos quedan 4 días para que termine el SORTEO


4 comentarios:

  1. Mil gracias por esta receta, el sabado tengo una cena en casa y no sabia q acer d postre!!! Se va a favoritos enseguida!!! Muaaak!!

    ResponderEliminar
  2. mmmm, pero que pinta más rica! en casa tenemos una lucha tremenda por las frambuesas que da el frambueso del huertito de mi hermana. a ver si me llega alguna y puedo preparar algún postre ;)
    besos

    ResponderEliminar
  3. Uuuuau me encanta esta tarta!!! Y me encantan los vasitos!!! Que ricos por dios!!! Me encanta la presentacion y la decoración de la tarta, es fantástica!! Que bonita y que delicia!! De verdad, te ha quedado genial, me encanta!!! Y encima, seguro que eestá muy rica! Un besito guapa

    ResponderEliminar