martes, 5 de noviembre de 2013

Tarta de clabaza, quiche a mi estilo.


En la entrada de hoy seguimos con la temática otoñal y las recetas de temporada. Como bien os prometí me planteé hacer varias recetas con calabaza, hace un par de semanas os traje los cupcakes, y hoy os traigo una tarta salada de clabaza.   



Aunque no estéis acostumbrados a ver en el blog recetas saldas, soy muy amante de la cocina en general y, disfruto muchísimo haciendo entrantes, tartas saladas, quiches y otras muchas recetas.  Por eso me he propuesto, como mínimo mensualmente, incorporar recetas saladas al blog que creo os pueden gustar mucho.

Dicho esto os dejo la receta de esta quiche de calabaza que espero disfrutéis ya que es muy fácil de hacer. 



Ingredientes: Para una tarta de 6 porciones.
  • Para la masa quebrada: (Podéis comprarla hecha o hacerla con esta sencilla receta)
    150g de harina
    75g de mantequilla
    1 yema de huevo L
    1 cucharada de agua fría
    Sal al gusto
  • Para el relleno de la tarta:
    275g de puré de calabaza
    1 cebolla mediana
    4 huevos L
    80ml de nata para cocinar
    Una pizca de nuez moscada
    Una pizca de pimienta
    Sal al gusto 
    100g de queso semicurado rallado
    12 taquitos del mismo queso
    1 puñado de piñones
    Romero



Elaboración:
  • Para la masa quebrada:
    En un bol mezclamos la harina con la mantequilla a temperatura ambiente, debemos trabajar la mezcla hasta que no queden trozos de mantequilla y tenga un aspecto de migas.
    En un cuenco pequeño mezclamos el huevo con el agua y la sal, una vez diluido lo agregamos a la mezcla anterior.
    Amasamos hasta obtener una masa compacta,  uniforme y homogénea. Hacemos una bola y la envolvemos con papel film transparente de cocina, la reservamos en la nevera una 1/2 hora. 
    Una vez haya pasado el tiempo de refrigeración sacamos la masa de la nevera. 
    Es el momento de precalentar el horno a 180ºC y enmantequillar y enharinar la tartera que vayamos a utilizar.
    Ahora amasamos la masa para atemperarla y que sea manipulable. Sobre una superficie enharinada extendemos la masa quebrada con un rodillo y forramos nuestra tartera con ella. 
    Para evitar que a la pasta le salgan burbujas de aire durante el horneado, con un palillo o un tenedor, pincharemos la base de la tarta varias veces. Pondremos un papel sulfurizado de horno encima de la masa y unos pesos de horneado, que pueden ser legumbres secas perfectamente, como garbanzos.
    Horneamos en el centro del horno unos 20 minutos, hasta que esté ligeramente dorada y no se vea cruda. Una vez fuera del horno retiraremos los pesos de horneado y el papel de horno.

  • Para el relleno de la tarta:
    Mientras se hornea la base de nuestra tarta prepararemos el relleno. 
    Para esto lo primero que debemos hacer es pelar y cortar fina la cebolla , luego sofreírla.
    En un cuenco grande batiremos los huevos con la nata, añadimos la nuez moscada, la pimienta y la sal, también el puré de calabaza bien escurrido. 
    Cuando la cebolla esté sofrita le quitamos el exceso de aceite, dejamos templar y la agregamos al cuenco con los ingredientes anteriores. El ultimo ingrediente a incorporar es el queso rallado, así que una vez lo incorporemos mezclamos bien todos los ingredientes. 
    Pasamos la mezcla del relleno a la tartera, la distribuimos bien por toda la base y alisamos la superficie.
    Para finalizar colocamos los taquitos de queso sobre el relleno (presionando un poco para que se hundan ligeramente), los piñones y espolvoreamos el romero. 
    Horneamos a la misma temperatura (180ºC) durante 20-25 minutos, que veamos cuajado el relleno y el queso esté dorado. 


Y ya nos la podemos comer!

Es una receta muy resultona y se pueden cambiar los ingredientes básicos, como la calabaza, por otros como calabacín, espinacas, jamón o bacon, etc...

La masa quebrada se puede hacer y conservar herméticamente unos tres días en la nevera, cuando queramos utilizarla deberemos sacarla una horita antes del frigorífico, para que pierda frío, y entonces trabajarla.



Espero que os haya gustado esta entrada, un fuerte abrazo!!


2 comentarios:

  1. ¡Hola! Me gusta aprovechar los productos de temporada por razones obvias... están en su mejor momento y por ello son más ricos en sabor y nutrientes; siempre hago algún bizcocho de calabaza y cremas pero lo de la tarta salada... ni se me había pasado por la cabeza... ¡Me parece una gran idea!! ¡La pinta es FANTÁSTICA!!!

    Un abrazo,
    Marta ("Sweet & Home la Vida es Dulce")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta, a mi la calabaza me encanta de todas maneras, la verdad.
      Me alegro que te guste esta alternativa salada^^

      Un saludo!

      Eliminar