domingo, 28 de septiembre de 2014

Vuelven las recetas a Duliciosamente!

Muy buenas a todos y todas, ahora que por fin tengo una cocina nueva me pondré manos a la obra, quiero retomar el blog con algo más de constancia e intentar publicar recetas periódicamente. 
Dicho esto, empezamos el otoño en Duliciosamente con una tarta extra dulce, una de las favoritas de mi madre: la Tarta Banoffee. Esta riquisima tarta está hecha con una base de galleta, crema de leche condensada, plátano y nata. 




Su elaboración es muy sencilla y el sabor del plátano con la leche condensada y la nata es indescriptible, muy recomendada para golosos, ellos siempre repiten. 





Ingredientes: Para un molde redondo de 18cm
  • Para la base de galleta:
    250g galletas (las que más nos gusten, maría, digestive, etc)
    120g de mantequilla pomada.

  • Para la crema
    50g de azúcar moreno
    80g de mantequilla
    400g de leche condensada

  • Para el relleno y la cobertura
    2-3 plátanos a rodajas
    200ml de nata para montar
    Chocolate rallado, en polvo o virutas.
    Nueces para decorar. 



Elaboración:
  • Para la base de galleta:
    Machacamos bien las galletas pasando un rodillo por encima (si tenemos picadora u otro aparato eléctrico que haga la misma función también nos vale). Derretimos un poco la mantequilla y la mezclamos con las galletas trituradas, luego forramos la base y paredes del molde que vayamos a usar. 
    Guardamos en el frigorífico mientras preparamos la crema.

  • Para la crema:
    En un cazo a fuego medio derretimos la mantequilla y el azúcar moreno,  luego incorporamos la leche condensada y removemos constantemente hasta que hierva a fuego suave. La crema debe espesar ligeramente y adquirir un tono un poco más tostado.
    Cuando la tengamos lista verter en el molde, sobre la base de galletas y refrigerar unas 4-6 horas.

  • Para el relleno y la cobertura:
    Cortamos 2 o 3 plátanos a rodajas y cubrimos con ellos la crema de leche condensada que tenemos en el molde. Una vez cubierta toda la superficie montamos la nata sin azúcar  (es mi recomendación, ya que la crema es muy dulce) y la ponemos con una espátula sobre los plátanos.  Sobre la nata espolvoreamos el chocolate y ponemos las nueces.
    Guardamos en la nevera hasta que vayamos a servir. 



Cómo veis la crema no es consistente, supongo que tal vez añadiendo más mantequilla debe quedar más compacta, pero a mi me gusta así, para rebañar la crema del plato!

Está riquísima y es muy fácil de hacer, así que no dejéis de probarla.




Nos vemos pronto con otra receta. ¡Un abrazo  y buen provecho!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada