miércoles, 6 de mayo de 2015

Cuscús, un alimento completo.

¡Muy buenas!

En la entrada de hoy traigo un estupendo y equilibrado plato elaborado con cuscús.

El cuscús, o cous-cous, es una especie de sémola de trigo. Alimento típico de los pueblos del norte de África, para muchos de ellos considerado el plato principal de su gastronomía y su dieta. 


Tradicionalmente se cuece en una vaporera, en  cuya parte inferior se cocina el estofado de carne y verdura, mientras en la parte superior se coloca el cuscús para que se haga con el vapor que desprende el guiso.  
El cuscús elaborado así es una maravilla, con un guiso de cordero, verduras y pasas... que podemos acompañar de harissa picante. 

Pese a todo, hay muchas maneras de acompañar el cuscús, tanto en platos calientes como fríos. Es el casó de el tabulé de cuscús: una ensalada propia del mundo árabe muy consumida en los meses de verano.  

Pero lo que yo os traigo hoy es algo mucho más rápido y no tan tradicional, ya que mezcla ingredientes de varias zonas.

Para hacer esta receta yo he comprado cuscús precocido de la marca Gallo, hay otras marcas, pero esta podéis adquirirla en cualquier supermercado. Si queréis un cuscús tradicional en cualquier tienda especializada en productos marroquíes o árabes podéis encontrarlo de buena calidad. 


No me entretengo  más. ¡Vamos con la receta!







Ingredientes: Para 4 personas.
  • Para el cuscús: 
    250g de cuscús
    250ml de agua
    1 cucharadita de curry en polvo
    Aceite de oliva.
    Sal al gusto.  

  • Para el sofrito: (las cantidades son orientativas, no tienen que ser exactas)
    100gr de berengena
    100gr de calabacín
    80g de pimiento verde
    80g de pimiento rojo
    Un chorro de aceite de oliva
    Una pizca de ajo en polvo
    Una pizca de curry
    Sal al gusto.

    *Opcional: Podemos añadir cebolla o cambiar las verduras por las que más nos gusten, así como añadir taquitos de pechuga de pollo y hacerlo con el sofrito.
  • Para dar el toque final:
    Un puñado de almendras crudas o piñones.
    Perejil picado (mejor fresco)
    Aceite de oliva.



Elaboración:

  • Para el cuscús: 
    En un cazo ponemos el agua con el curry, la sal y un chorrito aceite a hervir.
    Una vez empiece a hervir añadimos el cuscús, apagamos el fuego y  removemos.
    Dejamos reposar 3 minutos aproximadamente.
    Tras el reposo agregamos un poquito de aceite, ponemos el cazo a fuego bajo y removemos hasta que veamos que la pasta está suelta.
    Apagamos el fuego y reservamos nuestro cuscús.
  • Para el sofrito: 
    Ponemos todas las verduras en una sartén con un chorro de aceite, sal, el ajo y el curry al gusto.
    Sofreímos hasta que las verduras estén hechas pero sin que se pasen. Tienen que quedar enteras.
    *Si hemos decidido ponerle pollo, hay que agregar los trozos de pechuga cuando la verdura esté ya un poco sofrita.
  • Emplatar: 
    Ponemos las raciones de cuscús en los platos y en el centro hacemos un hueco para poner la verdura.
    Agregamos los piñones o almendras, el perejil y un chorrito de aceite de oliva virgen sobre el plato. 

¡Y ya está! ¿Fácil verdad?


Así quedaría si decidimos añadirle el pollo a nuestro cuscús. ¡Riquísimo! :D


Y bueno, dicho esto...¡Todos a comer!




Buen provecho y os espero para disfrutar de la próxima receta.

¡Un abrazo! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada