miércoles, 15 de julio de 2015

Terciopelo, chocolate y cerezas negras = Éxito asegurado.

Por fin puedo escribir esta entrada, y a contrarreloj, ya que mañana por la mañana me voy de vacaciones y estaré fuera un par de semanitas. Así que como se dice popularmente "casi me pilla el toro". 

Bueno, os comenté en facebook que antes de irme quería dejaros una receta "diferente" a las que hay en el blog, pero cómo era el cumpleaños de mi primo y mi abuelo tuve que elegir entre hacer la receta que tenía en mente o una tarta para ellos y bueno... Aquí tenéis la tarta.  




Las que nos dedicamos a esto por experiencia sabemos que el Red Velvet es un tipo de pastel que gusta a casi todo el mundo, y no solo gusta, si no que tiene un sabor que lo hace único. Siempre solemos prepararlo con colorante rojo, para que le de el color que su propio nombre indica, (aunque el original se elaboraba con remolacha y el sabor no era exactamente el mismo)  y lo solemos acompañar con frosting de queso crema que nos ofrece un contraste espectacular. 

Pues bien, en este caso yo no he hecho nada de eso con esta tarta, me he saltado todos los patrones que hacen de una Red Velvet una Red Velvet, por eso le he llamado "Natural Velvet a los tres chocolates" y el resultado es una tarta equilibrada, nada empalagosa, suave y muy jugosa. 

Vamos con la receta!










Intredientes:
  Para un molde de 20cm de diametro, unas 12-14 raciones.
  • Para el bizcocho:

    250g de azúcar
    3 huevos M
    1 cucharadita de sal
    1 cucharadita de extracto de vainilla
    200g de aceite de girasol u oliva suave (ojo, son gramos no mililitros)
    1 yogur natural "125g" (Yo griego)
    250g de harina
    1 sobre de levadura "15g"
    1 cucharadita de cacao en polvo
    3 cucharadas de leche
    1 cucharadita de vinagre blanco

  • Para el relleno:

    225g de mantequilla a temperatura ambiente
    200g de azúcar glas
    1 cucharadita de extracto de vainilla
    100g de chocolate blanco

    *Una cucharada de leche (en verano no hace falta, yo no se la añadí. Es para que al enfriarse el chocolate no quede muy dura la crema)


  • Para la cobertura: 
    300g de chocolate con leche
    125g de nata para montar

  • Para la decoración: 

    35g de chocolate negro rallado (también nos valen virutas).

    1/4 parte de la crema del relleno (la de chocolate blanco)

    1/4 parte de la crema para la cobertura (la de chocolate con leche)

    20-25 cerezas negras (rojas, picotas o lo que más os guste)
    Canutillos de chocolate blanco u otra decoración de chocolate blanco.



Elaboración:
  • Para el bizcocho:
    Forramos nuestro molde con papel de hornear o lo engrasamos y enharinamos.
    Precalentamos el horno a 175ºC.
    Tamizamos la harina con la levadura y el cacao en polvo. 

    Mezclamos la leche con el vinagre y reservamos (tiene que cortarse, no os asustéis)
    En la batidora empezamos batiendo los huevos con el azúcar y la sal hasta que blanqueen. Añadimos poco a poco el aceite y la esencia de vainilla e integramos, agregamos también el yogur.
    Incorporamos ahora la harina con el cacao y la levadura, a cucharadas, para que se mezcle bien y no queden grumos. 
    Finalmente añadimos la leche con el vinagre, mezclamos bien y pasamos a nuestro molde. 

    Horneamos el bizcocho unos 50 minutos, o hasta que esté dorado y al pincharlo con un palillo esté salga limpio. 

    Dejamos templar unos minutos y desmoldamos para enfriar por completo sobre una rejilla.
    Una vez frío lo cortaremos para tener tres planchas de bizcocho iguales.

  • Para el relleno:
    Para elaborar el relleno de chocolate blanco lo primero es picar el chocolate y fundirlo al baño maría o en el microondas, en tandas de 30 segundos. Una vez fundido lo dejamos atemperar, que no queme.  

    Debemos cremar en la batidora la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glas, agregamos la vainilla y finalmente el chocolate blanco. (la leche se agrega al final, solo si es necesario).
    Tiene que quedar una mezcla muy cremosa y untuosa, casi blanca. 

    Con 3/4 partes de esta crema rellenaremos nuestra tarta y montaremos los pisos. 
    La parte sobrante de crema la guardamos en la nevera.

    Reservaremos la tarta en la nevera mientras preparamos la cobertura.



  • Para la cobertura: 
    Picamos el chocolate con leche y lo ponemos en un bol. A continuación hervimos la nata en un cazo, una vez rompa a hervir apagamos el fuego y la vertemos sobre el chocolate y removemos con una espátula hasta que no queden grumos. 

    Dejamos templar la cobertura, sacamos la tarta de la nevera y la colocamos sobre una rejilla (bajo la rejilla ponemos papel de aluminio/horno o cualquier otra cosa para no ensuciarlo todo cuando caiga el chocolate) y luego cubrimos con 3/4 partes de la preparación, nos ayudamos de una espátula.
    La parte sobrante de crema la guardamos en la nevera, debe estar muy fría para posteriormente decorar.

    Dejamos que coja un poco de consistencia la cobertura.


  • Para la decoración: 
    Cuando la cobertura se haya asentado un poco cubrimos los laterales de nuestra tarta con el chocolate negro rallado y metemos en la nevera. 

    Cortamos las cerezas por la mitad y sacamos el hueso, podemos ponerlas sobre un papel de cocina para que pierdan el exceso de agua y nos estropeen la tarta. 
    Decoramos la supeficie de la tarta con ellas.

    Batimos el 1/4 de cobertura de chocolate con leche en la batidora hasta que esté muy cremosa y ponemos en un manga pastelera. 
    Rellenamos otra manga pastelera con el 1/4 de crema de chocolate blanco. 
    Ponemos ambas mangas pasteleras dentro de una tercera y con una boquilla de estrella ribeteamos los filos de nuestra tarta obteniendo una decoración bicolor. 

    Para finalizar ponemos unos canutillos de chocolate esparcidos sobre la tarta y ya podemos servirla.

    Si no la vamos a comer al momento la conservaremos en la nevera y la sacaremos unos minutos antes de consumirla. 


Siento poner fotos tan feas de los cortes siempre, pero es que con toda la familia en la mesa no me da tiempo de mucho más. 





Espero que os haya gustado y la probéis ¡Os encantará!

Un saludo, nos vemos en agosto con esa receta especial que tengo preparada.

¡Sed felices!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada